DORMITORIO TODO LO QUE NECESITAS PARA DORMIR CALIENTITO


ALTO AL FRIO DALE CALOR A TU HOGAR


COCINA PREPARA TUS MEJORES RECETAS PARA EL FRIO


DI ALTO AL FRIO CON LAS MEJORES MARCAS


CONSEJOS PARA DECIR ALTO AL FRIO


¿Calefactor a leña o calefactor de pellets?

Lo primero que debes saber, es que no hay ningún sistema de calefacción mejor que el otro, sino que lo que te ofrece una calefacción de leña, quizás no pueda ofrecértelo una calefacción de pellets. Todo es cuestión de lo que necesites, con lo que te encuentres más cómodo y, por supuesto, de la superficie a calentar.

¿Elegir estufa de leña o estufa de pellets?

Es una decisión difícil si tenemos en cuenta que ambas son sistemas de calefacción sostenibles y económicos. Aunque existen diferencias. La leña tiene mayor poder calorífico que el pellet y necesita de espacio para ser almacenada. El pellet, por su parte, es más ecológico y económico. Quizás no tiene el mismo poder calorífico que la leña, pero es igualmente eficiente y es fácilmente almacenable.

Si dispones de gran espacio y no hay problema de almacenaje, el calor de la estufa a leña puede ser la mejor opción. Por eso, suelen verse estufas o chimeneas de leña en casas unifamiliares o hoteles de entorno rural. Además, es ideal si también quieres aprovechar su calor para cocinar a la leña y disfrutar de un rico menú en un entorno sin igual.  En cambio, si necesitas calentar espacios más pequeños, las estufas o calefactor de pellets te lo ponen más fácil. Su modalidad de estufas de pellets de aire permite calentar estancias individuales a nivel doméstico. Las estufas de pellets, también, permiten una programación de encendido y apagado desde cualquier lugar, permitiendo que una vez llegues a tu hogar puedas disfrutar del calor rápidamente.

Las estufas de leña tienen la ventaja, en la mayoría de los casos, de funcionar sin electricidad, con lo que en caso de que se vaya la luz, puede continuar calentando. Las estufas de pellets, por su parte, sí necesitan de corriente. Aunque son más limpias y más fáciles de instalar.

¿Una Cazuela Chilota para el frío? Te explicamos como prepararla

Ingredientes:

1 ½ litro de agua hirviendo, 1 kilo de cholgas secas o ahumadas, 1 zanahoria, 1 diente de ajo, ¼ kilo de zapallo, 2 choclos chilenos, ½ pimentón rojo, ½ cebolla, 50 gramos de porotos verdes, 4 papas, ají de color, 40 gramos de arroz, aceite de maravilla, sal, pimienta negra molida, orégano, cilantro para decorar, verduras surtidas (apio, perejil, tomillo, fresco).

Preparación:

  • Para empezar, remoje las cholgas durante 3 horas en un bowl agua fría para que se ablanden, pasado el tiempo, lávelas bien.
  • En una olla, caliente una lámina de aceite y fría las cholgas con el ajo machacado y condimente con el ají de color, la sal y la pimienta a gusto.
  • Agregue el agua hirviendo y deje cocer durante 10 minutos a fuego medio.
  • Mientras tanto, con un cuchillo pique la zanahoria, el pimentón y la cebolla en tiras largas y delgadas (julianna).
  • Además pele las papas, corte en zapallo en 4 partes iguales y cada choclo en la mitad.
  • Incorpore a la olla las papas, la zanahoria, la cebolla, el pimentón, las hojas de apio, los tallos de perejil y el tomillo.
  • Además agregue el arroz y deje cocer durante 10 minutos.
  • Luego agregue el zapallo y los choclos.
  • Rectifique los condimentos y deje cocer durante los últimos 10 minutos.
  • Apague el fuego de la cocina y sirva la cazuela en lebrillos o platos hondos con cilantro picado finamente espolvoreado encima (chiffonade).

¿No sabes cómo elegir plumón? ¡Toma nota!

Para escoger el plumón más adecuado es fundamental considerar algunos aspectos, como el clima de la zona en la que vives o las necesidades personales.

 

Antes de ver las claves sobre cómo elegir un plumón es importante destacar que, en la decisión, deberás tener en cuenta estas características: 

  • La capacidad de aislamiento. Depende de la calidad del plumón y de la cantidad de relleno que contenga. 
  • El tipo de confección. El mejor sistema es el kasetten, que divide el plumón en grandes cuadrados para que el relleno se distribuya homogéneamente, sin dejar zonas vacías por el movimiento durante la noche. 

Plumón natural

Los plumones naturales pueden ser de plumón o de pluma, aislantes que forman un colchón de aire que almacena la temperatura corporal, evitando la humedad. 

A menudo los plumones contienen una mezcla de plumón y pluma, por lo que al elegir plumón es importante fijarse en los porcentajes, que indican la capacidad de aislamiento. A mayor  porcentaje de plumón, mayor aislamiento. 

Plumón sintético

Los plumones sintéticos son una buena opción para aquellas personas que no desean usar plumones de fibra animal. Son más económicos que los de plumón o pluma, y se confeccionan con fibra hueca siliconada, fibra natural, poliéster o microfibra. 

Elegir un plumón sintético es recomendable para personas no muy friolentas, que solo desean resguardarse un poco del frío, pues no tienen una gran potencia calorífica, a no ser que se trate de un plumón de alto gramaje.